Phil, what´s the weather like?

Las rutinas del tiempo atmosférico son una de las actividades más queridas por nuestros alumnos de Kids&Us. Sentarse en círculo para hacer mímica, usar objetos reales para representar si llueve o hace sol, describir la tarjeta, cantar la pegadiza canción… Conforme nuestros peques van creciendo, la forma de realizar esta dinámica de inicio de sesión va cambiando con ellos.

Sin embargo, no solo nuestros estudiantes se convierten en meteorólogos especiales semanalmente. Un pequeño animal estadounidense es el auténtico protagonista del inicio del mes de febrero. Se trata de Phil, una marmota que vive en la pequeña localidad de Punxsutawney, en Pensilvania. La salida de Phil de su madriguera tras la hibernación se ha convertido en una celebración muy conocida en Canadá y Estados Unidos, ya que se trata de el Día de la Marmota, Groundhog Day en inglés. Este año, se celebró el pasado fin de semana, el 2 de febrero, jornada en la que la marmota Phil abandonó su madriguera.  

¿Por qué es tan especial este momento? El invierno en Punxsutawney es muy largo y muy duro, por lo que todos sus habitantes esperan con ganas la llegada de la primavera. La tradición dice que el comportamiento de Phil en este día, marcará la duración del invierno ese año. Si al salir de su madriguera, Phil es capaz de ver su sombra por ser un día soleado, regresará a la oscuridad de su hogar, lo que significa que, según la creencia popular, que el frío durará al menos seis semanas más. En el caso de ser un día nublado, la marmota no verá su sombra y no volverá a su refugio, dato que indica que la primavera está más cerca.

El pasado domingo, Phil vio su sombra, algo nada habitual. Esta tradición se empezó a celebrar en 1887 y, desde entonces, solo en veinte ocasiones la marmota ha pronosticado la llegada de la primavera temprana. De todos modos, la fiabilidad de Phil como meteorólogo no es muy fiable, ya que sus predicciones no suelen ser reales. El año pasado, la marmota predijo que la primavera estaba en camino. Sin embargo, las temperaturas estadounidenses en febrero y marzo estuvieron por debajo de la media. 

El Groundhog Day se ha convertido en un gran evento en el que se puede disfrutar de espectáculos, conciertos, teatro y fuegos artificiales. Hay exposiciones y representaciones de leyendas y tradiciones, además de actividades programadas para los más pequeños de la familia (manualidades o talleres relacionados con el animal protagonista de la jornada. La popularidad de este evento ha crecido tanto con el paso de los años que se celebra en numerosas localidades del país y, en 1993, Bill Murray protagonizó una película con el mismo nombre.