Hoy os quería contar cómo va Mia poco a poco haciéndose con el inglés. 

Aparte de atender semanalmente a su clases diarias, en Kids&Us tienen muy claro que para que un niño integre el idioma como algo natural lo importante es seguir una serie de rutinas. De este modo, podemos sacar el máximo provecho a las clases de Mousy.

Las rutinas que establecen son muy sencillas y, como no, fáciles de integrar en la vida de los papás. Esto para mí es lo más importante.

El primer día de clase nos dieron un pack de material lectivo donde había un libro y dos CDs.

Primero os voy a hablar de “El Libro” que no “el libro”. ¿Y por qué tal notoriedad? Pues porque el libro de Mousy se ha convertido para Mia en ese objeto que quiere a todas horas tener y, que por supuesto, tú le expliques. Yo no sé si es por los llamativos colores, los desplegables o que está su querido Mousy en todas las páginas, pero le encanta.

Principalmente vemos el libro todos los días, durante sus juegos, y yo le voy explicando en inglés (según las indicaciones que acompañan al libro) las ilustraciones que va señalando: Mousy con sus papás, Mousy en la hora del baño, Mousy durmiendo, los animales… Le gusta mucho escucharme y, a su manera, imita lo que le voy diciendo.

Por otro lado, están los CDs. Uno de ellos es de canciones, y el otro es el que está relacionado con las clases semanales. En Kids&Us aconsejan hacer una escucha diaria de éste último CD para que los peques estén en contacto diario con el idioma. En él encuentras diálogos y canciones pegadizas de Mousy y sus amigos. Dura unos 10 minutitos y cada 9 semanas cambiamos de pista. Son las mismas canciones que les ponen en clase, las cuales reconocen en cuanto oyen los primeros acordes, motivándoles a bailar y cantar. Nosotros aprovechamos el ratito antes de ir a cenar para hacer la escucha del CD. Mia ya sabe que toca CD, cena, lavarse los dientes, recoger el cuarto y cama. 

Como os comentaba es esencial para el aprendizaje del idioma integrarlo en las rutinas. Que ellos vean que es algo que está ahí y que sale de forma natural. Hay días en los que, evidentemente, no podemos seguir las rutinas por el motivo que sea… Pero no pasa nada, al día siguiente se pueden volver a retomar. Lo importante es hacer un poquito de esfuerzo por parte de los papás para que los peques aprendan inglés.