¿Quién dijo que aprender inglés fuera aburrido? Podemos aprender idiomas de muchas formas. Sin embargo, una de las maneras más llamativas y entretenidas para los peques es a través de la cocina. Les encanta experimentar, manipular… pero sobre todo divertirse.

Aprovechar la cocina para practicar inglés permite a los niños aprender más fácilmente el idioma. Conforme van realizando diferentes recetas, relacionan los diversos contenidos con los movimientos correspondientes, lo que les ayuda a memorizar acciones y alimentos: Let’s cut the apples! Taste the sauce! Peel the potatoes! Otra ventaja de aprender inglés cocinando es, que al ser una actividad lúdica con la que se están divirtiendo, sienten menos presión y, por lo tanto, están mucho más relajados. Esto les permite desarrollar su habilidad oral libremente, sin tensión ni nervios.

Sin embargo, muchos papás pensarán: “¿cómo les vamos a dejar cocinar siendo tan pequeños? ¡Es muy peligroso! ¡se pueden cortar! ¡se pueden quemar!” Pero, ¿sabéis qué? Aparte de adquirir el idioma de una manera más fácil y eficaz, nuestros niños también aumentan su autonomía, mejoran su destreza manual, estimulan sus sentidos, valoran más el esfuerzo y aumentan su implicación en las tareas de la casa.

No sólo eso, cocinar puede ser la excusa perfecta para realizar una tarea con los papás, pasar tiempo en familia y trabajar en equipo. Esta actividad también puede ayudarnos a mejorar el vínculo familiar y, además, puede servirnos para acercarnos a otras culturas y conocer platos típicos de diferentes partes del mundo.

Hay muchas maneras de estar en contacto con la cocina. Actualmente, el programa de MasterChef Junior ha causado furor entre los más jóvenes. Así que, ¿por qué no verlo en inglés? Junior MarterChef en Reino Unido mantiene el mismo formato que en nuestro país, por lo que es una buena opción para trabajar la escucha del inglés.

Pero, ¿sabéis cuál es una de mis actividades de cocina favoritas? Little Chef. En Kids&Us organizamos este taller donde nuestros chefs más alocados cocinan magníficos y deliciosos platos junto a los más peques y sus papás. Algunos de los más populares son brochetas o mini pizzas ¡Anímate a pasar un buen rato con nosotros, haremos recetas exquisitas!

Sonia Cerezuela