¡Hola a todos!

Son muchas las personas que me preguntan qué llevan esos deliciosos batidos que toma María por las mañanas. Ven en mis redes sociales que los espera cada mañana con muchas ganas y que se lo bebe enterito, así que he decidido escribir sobre ello.

Cuando María cumplió un año, decidimos quitar los cereales comunes y sustituirlo por algo que tuviese menos azúcar. En este caso, ¡bastante menos! Así que decidí hacerle batidos nutritivos cada mañana. ¡Vaya descubrimiento! Le encantan y a mi parecer, son mucho más saludables.

La base de todos es la misma: Leche y avena. Y luego vas cambiando lo demás:

  • Leche, avena, plátano y cacao desgrasado sin azúcares añadidos
  • Leche, avena, manzana y canela
  • Leche, avena, fresas

La avena tiene muchas propiedades:

  • Cuenta con importantes vitaminas y minerales, entre los que destacan: vitamina B1, B2 y vitamina E.
  • También posee minerales: magnesio, zinc, calcio y hierro.
  • Contiene gran cantidad de carbohidratos, fibra y aminoácidos (en concreto, seis de los ocho aminoácidos esenciales).

 

Puedes ir cambiando las frutas pero a María esos son los que más le gustan. Alguna vez le he metido kiwi en vez de plátano y también se lo toma bien. La idea es ir cambiando la fruta según el gusto de los peques, ¡o combinar varias frutas! Dicen que el desayuno es la comida más importante del día y estoy completamente de acuerdo con ello. De esta forma comienzan el día llenos de vitaminas y minerales.

Muchísimas gracias por leerme ¡Nos vemos por Kids&Us!

¡Besos!

Ani Pocino