¿Papá Noel?, ¿Santa Claus?, ¿San Nicolás?, ¿Señor Invierno?,… Infinidad de nombres para el mismo personaje bonachón con barba que reparte regalos la madrugada del día de Navidad.

 

¿Cuántos años tiene Santa Claus? Este encantador personaje tiene muchos más años de lo que nosotros pensamos. Desde el año 343 se celebra en los Países Bajos la fiesta de San Nicolás, encargado de repartir regalos a todos los niños. Este obispo siempre se preocupó por los más desfavorecidos, por ello es conocido por su gran bondad y generosidad. Falleció el 6 de diciembre, por lo que, puesto que esta fecha está muy próxima a Navidad, se decidió que él fuera la figura encargada de repartir los regalos. Sin embargo, su aspecto inicial nada tiene que ver con el actual Santa Claus. Nicolás era de complexión delgada y gran estatura. Además, se caracteriza por su vestimenta de color verde y blanca, así como por ir acompañado un de un caballo y no de renos como se cree hoy en día.

 

Pero, ¿por qué ahora lo conocemos como ese anciano gordinflón que lleva un traje rojo? Los inmigrantes holandeses llevaron la costumbre de San Nicolás a Estados Unidos. Fueron los norteamericanos los que atribuyeron la imagen familiar de Santa Claus con el trineo sobrevolando las ciudades y repartiendo los regalos con la ayuda de sus nueve renos, Rudolph, Donner, Blitcher, Cometa, Cupido, Brillante, Danzante, Centella y Zorro. Es más, el nombre “Santa Claus” se creó a raíz del nombre del santo San Nikolaus.

 

Se dice que en el año 1931 la multinacional Coca Cola eligió a Santa Claus como protagonista de su campaña navideña, pero decidieron darle una nueva imagen y otorgarle el característico color de esta marca.  Tan grande fue el poder de la publicidad que la gran empresa de refrescos hizo desaparecer los antiguos modelos y consiguió una homogeneización de Santa Claus a nivel mundial. Otros consideran que en realidad esta idea es una leyenda urbana, ya que el famoso Papá Noel de rojo ya existía con anterioridad, pues al crearlo se basaron en referencias anteriores.

 

No fue hasta mediados del siglo XIX cuando el estadounidense Santa Claus se expandió por diferentes países europeos como Francia o Inglaterra. Actualmente se dice que el amable gordinflón que impide dormir a los más pequeños la madrugada del 25 de diciembre vive en el Polo Norte junto a sus compañeros los duendes, encargados de fabricar los juguetes que han pedido los niños de todos los rincones del mundo. Pero, ¡ten cuidado!, ya que si te has portado mal puede que te encuentres con más de un trozo de carbón debajo del árbol.

 

¿Has escrito ya tu carta? Si no es así, ¡date prisa! ¡Ya no queda nada para disfrutar de este magnífico día! Recuerda que además, el mismísimo Santa vendrá a nuestro storytime benéfico el próximo sábado 15 en el Patio de la Infanta.

 

Merry Christmas!

 

Sonia Cerezuela