Seguro que las que sois asiduas a los posts de Kids&Us ya sabéis que Mia tiene una acompañante que va con ella a todas sus clases de inglés, y no me refiero a su profe o al resto de amiguitos con los que va a clase, no… Sino a su mamá. O lo que es lo mismo, servidora.

Una de las razones más evidentes por las que va uno de los papás a una clase de Mousy es que los alumnos son bebés. Mia, por ejemplo, empezó con 10 meses y todavía se tambaleaba al dar sus primeros pasitos… Aysss! como pasa el tiempo. Pero existen unas razones mucho más pedagógicas elaboradas por los profesionales de Kids&Us expertos en formación en el aprendizaje de un idioma.

En primer lugar, como os podéis imaginar, al estar un papá o mamá en clase se crea entre ambos un vínculo de conexión. El bebé se siente seguro porque está acompañado y como ve que su papá o mamá se implican en la clase por imitación (no olvidemos que son esponjas y hacen todo lo que ven) ellos también. Es decir, el hecho de tener una figura tan cercana les hace sentirse reforzados. A estas edades tan tempranas están muy pendientes de si les estamos mirando o no, y siempre buscan nuestra aceptación. En un entorno de aprendizaje la buscan igualmente y al obtenerla se sienten reforzados. Ven que su mamá les sonríe, juega, canta con ellos y entienden que lo están haciendo bien, lo que nos permite que vayan progresando sin ellos darse cuenta. Ellos están jugando sin ser conscientes del aprendizaje que están interiorizando.

Una cosa que seguro que os estáis preguntando es que si yo no sé inglés, o hablo muy poquito, ¿cómo voy a ir a estas clases con mi hijo? Pues he de deciros que no es imprescindible hablar inglés, de hecho es lo que menos importa. Lo importante es que tu bebé te vea como ejemplo en las clases para que se sienta motivado y confiado. La primera vez que fue el papá de Mia a clase (aka El Fotógrafo) me comentó entre risas que la primera frase que le dijo la profe (¿Quieres un cojín?) no la entendió. Pero bueno… el contexto se lo dejó bastante claro y dijo “yes, please”.

Sí que es verdad que recomiendan que vaya siempre el mismo padre dado que así el bebé asocia esa actividad a un papá, pero no es obligatorio, por lo cual te permite bastante flexibilidad, aunque si os soy sincera, siempre intento ir yo y es que me encantan estas clases… Son tan linditos estos bebés…

Si tuviera que definir en una palabra mi experiencia en una clase de Mousy, sería: “ohhhhhh”. De verdad, son todos tan monos, tan pequeños y adorables que estás toda la clase con la sonrisa en la boca. Siempre que salgo de una de estas clases pienso: estos de Kids&Us tienen uno de los trabajos más gratificantes y bonitos del mundo.