¿Es recomendable que ponga a mis hijos dibujos animados en inglés?

 

Esta es una de las preguntas más frecuentes que los padres y madres nos hacéis a los profesores de inglés. La respuesta, sin duda, es afirmativa.

 

Si bien es cierto que en Kids&Us trabajamos con una metodología que es suficiente por sí misma para el aprendizaje de inglés, puede ser muy interesante que pongamos a nuestros hijos e hijas series o dibujos animados en inglés por distintos motivos. En este caso podemos servirnos de los dibujos animados como un refuerzo a lo que aprenden en clase. Si escogemos un programa acorde a su edad es muy probable que los niños puedan escuchar muchas de las palabras y expresiones que utilizan en clase. Esto puede ayudarles a asentar dichas palabras y estructuras además de, por supuesto, servirles como nueva fuente de vocabulario.

 

Sería aconsejable poner siempre la misma o mismas series o dibujos en inglés ya que gran parte del vocabulario y muchas de las estructuras que se utilicen van a repetirse, con lo que conseguiremos que los niños lo aprendan satisfactoriamente y en contexto, y sean capaces eventualmente de utilizar dicho vocabulario y estructuras fluidamente para comunicarse. Por esto es interesante que, como padres, controlemos y decidamos lo que los niños van a ver en inglés asegurándonos de que el contenido de la serie y su trasfondo nos interesan.

 

Por supuesto, no sólo los dibujos animados sirven como herramienta de aprendizaje. Dependiendo de la edad y los intereses de nuestros hijos las series, las películas o las canciones también pueden ser un estupendo medio de aprendizaje siempre y cuando nos aseguremos de que el contenido de los mismos es seguro y positivo para los niños e intentemos exponerlos a este estímulo periódicamente.

 

Otra de las cuestiones de los padres y madres con respecto a este tema es que no tienen claro qué dibujos o canciones pueden ser los adecuados para sus hijos. La televisión ofrece una amplia variedad de contenido adecuado para nuestros hijos y la opción de cambiar el idioma a inglés. Además, en la aplicación de Kids&Us My Locker disponemos de material propio muy interesante pensado para las distintas edades de los niños con el que podrán divertirse mientras aprenden.

 

Algunos ejemplos concretos de dibujos animados que podemos encontrar fácilmente y serán útiles para que los niños aprendan inglés pueden ser Peppa Pig, Pocoyó o Bob Esponja ya que ofrecen tramas más o menos cotidianas en las que los personajes utilizan generalmente vocabulario y estructuras de uso diario. Es a tener en cuenta que las imágenes que los acompañan son muy ilustrativas y permiten a los niños asociar fácilmente las acciones que ven con el input que están recibiendo en inglés. Peppa Pig y Pocoyó están indicados para niños a partir de los 2-3 años, y Bob Esponja está enfocado a niños algo mayores, pero cualquiera puede servir para iniciar a nuestros pequeños en el inglés -depende de su edad- y demostrarles que pueden disfrutar mientras están en contacto con el inglés. Además, en la aplicación Kids&Us disponemos de material propio muy interesante pensado para las distintas edades de los niños con el que también podrán divertirse mientras aprenden.

 

En definitiva, podemos valernos de los dibujos animados, series, películas y canciones en inglés como recurso de aprendizaje de nuestros niños – nunca como la única forma de que aprendan inglés – ya que pueden valerse de ellos para ver en contexto las palabras y estructuras que ya conocen, y aprender cosas nuevas mientras disfrutan de sus personajes favoritos.

 

Marta Cortés